Nadina o la atracción del vacío, Marisa Sicilia

martes, 8 de mayo de 2018

nadina-atraccion-vacio-marisa-sicilia
Título: Nadina o la atracción del vacío
Autora: Marisa Sicilia
Género: romántica contemporánea
Editorial: Harper Collins
Sinopsis:
Mathieu Girard es agente de los Grupos de Intervención de la Gendarmería Nacional, una unidad de élite francesa. Le gusta su trabajo y siente cierta atracción por el riesgo, que se empeña en negar y le causa problemas a la hora de mantener relaciones estables.
Es responsable y reflexivo y su situación afectiva no es su prioridad. En París y en situación de alerta máxima ante la amenaza de ataques terroristas, Mathieu deberá vigilar de cerca a Dmitry Zaitsev, un empresario ruso involucrado en negocios turbios que asegura que puede evitar que una letal partida de armas llegue a manos de los extremistas. Y también conocerá a Nadina.
Todas las señales le advierten de que no debe acercarse a ella, pero, cuando amas el peligro, eso no debería importar.

No sé cómo lo hace Marisa pero sus historias siempre son muchísimo más de lo que imaginaba. Nadina y Mathieu son dos personajes llenos de matices que te llevan de un lado a otro y solo puedes seguir leyendo porque hay acción desde el principio hasta el final. Y qué decir de Dmitry, vaya "antagonista", tiene que tener un lugar destacado en la historia porque con él nada es lo que parece.

Voy a comenzar hablando de Mathieu, pues con él arranca toda la trama. En el primer capítulo aparece con Catherine, la mujer con quien parece tener una relación, aunque no con mucho futuro. Él forma parte de un cuerpo de élite de la policía francesa, vendrían a ser algo así como nuestros GEO, están presentes en las situaciones más peligrosas, están altamente cualificados y se enfrentarn al peligro de forma constante. Además, Mathieu es un apasionado de la montaña, la escalada, el senderismo, le gusta el riesgo pero no es un tipo temerario, sabe calcular sus fuerzas y mide bien sus opciones en cada situación.

Todo su mundo va a dar un giro radical cuando le requieran para una misión delicada. El gobierno francés ha hecho un trato con un ruso influyente para que les entregue el nombre de células durmientes a cambio de que los cargos contra él se retiren. Para que todo vaya según lo previsto será Mathieu quien sea la sombra de este empresario mientras cierra el trato que hará que detengan a los terroristas.

Cuando va al local propiedad de Dmitry, el ruso en cuestión, conocerá a Nadina y todo cambiará. Esta chica es diferente. Original de Chechenia ha sobrevivido a situaciones muy difíciles, guerra, desplazamiento y ha perdido mucho por el camino. Para ella también es un shock conocer a Mathieu porque siente nacer en ella una esperanza y unas ganas de vivir que creía desaparecidas para siempre.




Toda la situación de fondo, con la sombra del terrorismo, los ataques, la misión por la que Mathieu está metido de lleno en una de las situaciones más peligrosas de su vida, está tratada de una forma excepcional. El justo equilibrio entre verosimilutud, respeto por un tema tan serio y el punto de tensión para hacer que avancen los personajes en su relación.

El comienzo es muy incierto, no sabes muy bien cuál es la relación real entre Nadina y Dmitry, si Mathieu antepondrá sus deseos a las órdenes recibidas y poco a poco van pasando las semanas, los lazos se van haciendo más fuertes, las confidencias son muchas y mucho más íntimas y ver esa evolución es un enganche. 

Por supuesto, hay escenas que son pura adrenalina, otras muy dulces, apasionadas, tensas y peligrosas. Un cócktel que hará que no puedas soltar el libro, literal.

Y ahora quiero hablarte de Dmitry. Al principo he entrecomillado eso de antagonista porque podría parecer que este libro va del héroe y de la chica que necesita que la rescaten del malo que la retiene. Y nada más lejos de la realidad. Sí, el ruso ha hecho fortuna en Francia de una forma no muy lícita y ha tenido un pasado militar, pero creo que sí es un personaje íntegro, a su manera, diferente de Mathieu, pero guiado por unos principios de superviviencia y amor hacia la chica que salvó del horror de la guerra. Dmitry es un personaje que creo que evolucionará mucho, porque sí, tendrá libro!, y que será excepcional ver su punto de vista, sus miedos, anhelos, su redención y su historia.

Si Marisa ya me conquistó con El último baile, con esta historia me ha ganado del todo. Ha sido todo un viaje recorrer París en los meses de verano junto con los protagonistas, visitar esos rincones especiales, vivir la tensión de las situaciones límite, sentir esa atracción del vacío y las ganas de tenerse el uno al otro. Sin duda, una historia que merece la pena con un final perfecto. Más que recomendable.

2 comentarios:

  1. Paso por encima de la reseña porque leeré esta historia y no quiero saber nada sobre ella, prefiero ir totalmente a ciegas, así las disfruto más.
    Marisa es siempre una apuesta segura para mis lecturas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Este libro promete muchísimo, me apetece un montón leerlo y la autora ya es garantía de calidad, así que no hay nada más que objetar,jaja!
    No sé si lo de esa segunda historia (la de Dmitry) ya lo ha anunciado Marisa o son solo suposiciones, pero me has dejado muy intrigada también con la vida de este personaje.
    Besos!

    ResponderEliminar