Enséñame el camino, A. L. Jackson

lunes, 20 de mayo de 2019

enseñame-camino-a-l-jackson
Título: Enséñame el camino 
Autora: A.L. Jackson
Género: romántica contemporánea
Editorial: Phoebe
Sinopsis:
Rynna Dayne huyó de su pueblo natal, Gingham Lakes, Alabama, cuando tenía diecisiete años con el firme propósito de no regresar jamás…, hasta que su abuela le deja en herencia el restaurante familiar que Rynna adora desde la infancia y no le queda más remedio que volver. Rex Gunner, propietario de la empresa constructora más importante de Gingham Lakes, ha tocado fondo demasiadas veces, la última de ellas cuando su esposa lo abandonó y le dejó a cargo de la hija de ambos. Entonces se juró a sí mismo que nunca más volvería a entregar su corazón a ninguna mujer…, hasta que conoce a su nueva vecina, la nueva propietaria del restaurante del pueblo, y sabe que va a tener problemas. Ahora Rex tendrá que elegir si es mejor esconderse entre las cuatro paredes de su casa y vivir en paz o salir y volver a arriesgarse a que le rompan el corazón. Mientras, Rynna sabe que no podrá luchar contra la irresistible atracción que la empuja a querer estar cerca de un hombre que ha renunciado al amor.

Ternura, segundas oportunidades, afrontar el pasado y enfrentar los peores miedos es todo lo que vas a encontrar en este libro mezclado a la perfección en unas escenas cargadas de emotividad y con unos personajes en apareiencia rotos pero que luchan por un atisbo de felicidad. Este libro es el primero de una serie, sí, he cotilleado en GoodReads, y ojalá traigan las historias de los amigos de Rex porque si son tan maravillosas como esta ya tengo una autora para recomendar siempre.

Rex y Rynna se conocen porque tienen que hacerlo, son vecinos, y ambos van a aportar su voz a la historia; dos personas que han sufrido tanto y tan profundo que se mueven casi por inercia pero que en cuanto se cruzan las miradas algo cambia. Sí podría clasificarse de flechazo pero quizá usar esa palabra no engloba todo lo que sienten porque es más, mucho más, una conexión potente y contra la que Rex trata de luchar, pero la rendición es inevitable cuando la posibilidad de alcanzar la paz es más fuerte que las pérdidas que puede suponer arriesgarse.

El libro comienza con Rynna hace 11 años huyendo de lo que ha sido su vida. Deja atrás a su abuela y todo lo conocido por una situación que no conoces hasta mucho más adelante pero que es lo suficientemente grave como para romper con todo. Ha estado viviendo todo este tiempo en San Francisco y tras la muerte de su abuela regresa a su hogar en Alabama para hacerse cargo del diner. Los recuerdos quieren asaltarla a cada momento pero ella los mantienen firmemente enterrados y cuando se da cuenta de cuánto ha cambiado todo se va relajando y se permite abrirse y soñar con que puede reflotar el negocio.

Su vida estuvo llena de cariño por parte de su abuela, pero el abandono de su madre y sus inseguridades, reforzadas por cómo la trataban en el colgio y sobre todo, la hija de la empleada de su abuela, hizo mella en ella y la convirtió en una mujer deseosa de ser aceptada. Sin embargo, cuando conoce a Lillith y Nikki, y comprueba que no son para nada como sus antiguas "amigas", sino unas chicas que la aceptan tal y como es, empieza a tener más confianza en sí misma.

enseñame-camino-a-l-jackson


Y voy ya con Rex, vaya pasado el de este hombre! Desde luego su vida, desde hace más de diez años, son todo sombras para este contratista que avanza por la vida con una única motivación: su hija. Un hecho le marcó, a él y a sus dos mejores amigos, Ollie y Kale, que remomoran cada año y que les supone una pesada carga por lo inconcluso del asunto. Por si esto no fuera suficiente, el abandono de la madre de su hija fue un duro golpe por la culpabilidad que siente desde entonces, de no haber sido suficiente y el miedo que se apodera de él cada vez que piensa en dejar entrar a alguien más en su vida, a la vez que se pasa el tiempo preocupado por Frankie.

<<- Casi se me había olvidado de lo bonito que es Gingham Lakes.
Me miró con el ceño fruncido.
- ¿Era eso lo que querías? ¿Olvidar?
Mi risa fue trémula.
- Es más fácil así, ¿no crees? Olvidar consigue que las cosas no duelan tanto.
El dolor también atravesó sus llamativas facciones.
- A veces, el dolor es mejor que olvidar.>>

Esta preciosa niña es toda su luz, es puro amor, que adora a su padre, que le encanta pasar tiempo con su abuela, y que en cuento ve a Rynna y se entera de que su abuela era la señora que hacía los mejores pasteles de cereza del mundo no duda en pedirle que les haga uno. Todas sus escenas son adorables y está perfectamente integrada en la trama, siendo el centro de las deciciones que toma Rex y ofreciendo diálogos emocionantes.

La relación entre la pareja protagonista puede parecer acelarada pero aquí lo clave es justo eso, sentir esa conexión imaparable y enfrentarla a los pasados respectivos, lo que callan, lo que eligen contar y cuándo y cómo van a enfrentarse a todo aquello que les aterroriza. Sin duda son hechos dolorosos por los que pasan y están contados de una forma emocional pero no recreándose, solo lo justo para que los sentimientos de rabia y frustación crezcan al pensar en lo desgraciados que han sido durante tantos años, bien por puro azar, bien por la maldad de terceros. Además, los giros son impesables y dota a toda la trama de una vuelta de tuerca inesperada y genial.

Rynna se convierte en una mujer muy fuerte, puedes ver en varios momentos cómo saca su fuerza y se enfrenta a todo lo que se le ponga por delante, incluido Rex y su absurdo discurso de mantenerla apartada, pero pronto ve que hay mucho detrás de esa fachada adusta y está dispuesta a estar ahí para él. No puedes parar de leer durante todo el libro, pero es que las últimas cincuenta páginas son trepidantes y con un final maravilloso. El pueblecito que acoge esta historia es perfecto, revonación de antiguos negocios, zonas residenciales hogareñas y espacio para construir toda una vida juntos. 

Ha sido un placer adentrarme en la historia de esta autora nueva para mí. Los protagonistas me han parecido muy auténticos, pasados complicados pero esperanza en el futuro, buenos giros y una ambientación tan americana que solo quiero conocer las historias de Kale y Ollie, prometen!

Saray García presenta... Estamos hechos de gotas de lluvia

viernes, 17 de mayo de 2019

estamos-hechos-gotas-lluvia-saray-garcia


Hola! Ya no queda nada para tener en nuestras manos la historia de Gael, el hermano de Enzo que tantos momentos emocioantes nos dio en Estamos hechos de polvo de estrellas. Hemos podido ir viendo retazos de lo que va a ser su historia y a su Burbuja pero estoy segura que sumergirnos de lleno en su desarrollo nos va a traer muchas lágrimas a los ojos antes de ponernos una sonrisa inmesa en la cara.

Quiero dar las gracias a Saray, una y mil veces, por hacer de estas presentaciones algo aún más especial. Si en el anterior ocasión de La autora presenta, eran los propios Gael y Cooper quienes presentaban a Alex y Enzo, ahora es solo Coop quien se enfrenta a mis preguntas :P

Espero que os guste y que aumenten aún más las ganas de comenzar a leer su historia, el 22 de mayo a la venta!



Avanzo esquivando gente e ignorando el teléfono que no para de vibrar en mi bolsillo. Sé que es Gael con otro «compórtate blablablá o…» y, como con todos los demás mensajes que ha estado mandando desde ayer cuando salí de Barcelona, con este también voy a limpiarme el culo.

¿Qué coño tiene de divertido comportarse?

De momento ya llego tarde, y confío en reconocer a Sara cuando la vea, porque esta vez no tengo foto. Me parecía de mal gusto «dormir» en casa de una amiga con la foto de otra en el bolsillo.

Digan lo que digan los mensajes del pesado de Gael, soy todo un caballero.

Nada más abrir la puerta la localizo; está en la misma mesa apartada de hace un año. No se ha dado cuenta de que voy hacia ella, así que cuando me paro a su lado y hablo, da un bote sobre la silla. Qué mona.

—Te he reconocido por la libreta —explico sonriendo por su sonrojo.

—Perdona, no te había visto —se disculpa con una mano sobre su corazón posiblemente acelerado.

Doy una par de golpecitos sobre la cubierta de la libreta.

—Recuerdo las estrellitas.

Supongo que es mejor decir eso que: «Si te gustan las estrellas, yo podría hacer que vieras constelaciones enteras solo con una mano», sobre todo si no quiero que Gael me esté dando el coñazo lo que queda de año.

—Así que eres observador —dice invitándome a tomar asiento frente a ella.

Ignoro su gesto y me agacho para darle un par de besos.

—Lo de dar besos para saludar es una de las costumbres españolas que más me gustan —ofrezco como explicación—. Y se podría decir que soy… atento.

Cada uno que lo interprete como quiera.

Por la forma en la que Sara se muerde el labio, creo que lo ha interpretado al estilo Coop, y el carraspeo que hace antes de hablar solo lo confirma.

—Es una pena que Gael no haya podido venir esta vez, tenía un montón de preguntas para él.

Bueno, podría decirle unas cuantas veces en las que no le habría gustado para nada tener enfrente al «encantador» Gael, pero creo que en parte algo ya se huele y, de todos modos, será mejor que lo descubra por ella misma.

Ordeno un café y tomo asiento.

—Sí, una auténtica pena —concedo intentando no imprimirle un toque irónico—. Me pidió que me disculpase por él. Se les han juntado varios encargos en el estudio y están hasta arriba.

—Espera. —Parece como si de repente hubiera visto la luz—. Tengo que aprovechar la oportunidad de preguntar esto. ¿De verdad Bruno, Bruno Dávila, es el jefe de Gael?

Soy demasiado vanidoso como para no sacar provecho de esto.

—En realidad yo soy más jefe de Gael que el hippie de Bruno —protesto con una de mis típicas dramatizaciones—. Pero, claro, él se lleva todo el mérito. Me gustaría que se hubieran conocido un poco antes, igual lo de acogerlo como ayudante no habría salido tan bien.

La veo apuntar algo en la libreta mientras colocan mi café en la mesa. Cuando alza la mirada de vuelta a la mía, el brillo de la curiosidad deslumbra en ella.

—Por partes. ¿Me puedes contar algo más de ese Gael de «un poco antes»?

Mi cabeza va directamente a Enzo, a lo jodida que fue esa época, y pierdo cualquier intención de bromear. Tomo un sorbo para intentar pasar la bola de los recuerdos.

—No hay mucho bueno que contar. Supongo que todos nos volvemos personas oscuras y difíciles cuando nos suceden ciertas cosas. —No lo supongo, lo sé de primera mano, pero por suerte no estoy aquí para hablar de mí—. Gael… llevó «oscuro y difícil» a otro nivel.

—Lo siento —dice comprensiva.

—Lo importante es que ahora luce como una bombilla led —bromeo para aligerar el ambiente—, aunque fácil no creo que sea una palabra que vaya a ir del todo con Gael nunca. De hecho —y por los pelos recuerdo que no puedo decir su verdadero nombre—, Burbuja suele llamarlo cretino arrogante.

Sara apunta más cosas, y puedo sentir de vuelta todo su entusiasmo.

—Se me acumulan las preguntas —dice emocionada escribiendo «Burbuja» en mayúsculas y haciendo un círculo a su alrededor.

—Puedes aprovecharte de mí todo lo que quieras —ofrezco con un guiño.

Yo también soy un poco cretino, pero es que las mejillas sonrosadas tienen un algo que…

—Volvamos un momento a Gael y luego pasamos a su Burbuja —dice repasando sus notas—. De acuerdo con lo que has dicho antes, ¿puedo entender que Gael trabaja para ti en el Hendrix?

—Se podría decir que Gael ha hecho cosas bastantes interesantes en el Hendrix.

—¿Eso es una respuesta evasiva?

—Eso es más información de la que en realidad me has pedido —replico con una sonrisa que evidencia que no voy a contar nada más.

—Dejarme así, a medias, podría considerarse cruel.

A la mierda Gael y sus amenazas, hay un límite para mi capacidad de controlar mi boca.

—Confía en mí, nunca te dejaría a medias.

Creo que el tono con el que lo he dicho ha dejado cristalina la connotación sexual, y ahora la cara al completo de Sara tiene un precioso tono guindilla.

Toma su refresco y bebe un trago, así que yo la imito con mi café.

—Entonces… Burbuja.

—Ajam.

—¿Qué tal un nombre real por el que llamarla?

Me río. Por tonto que sea, ya que va a ser algo que se desvele inmediatamente, todo este secretismo en torno a su identidad me divierte.

—Podría darte algo más… jugoso —la tiento apurando el café.

—¿Qué? —pregunta impaciente.

Me cruzo de brazos con aire orgulloso.

—¿Qué tal pruebas gráficas de su primer beso?

Abre los ojos como platos. Soy el rey de la distracción.

—¿Estabas allí? ¿Las tienes aquí?

Mi carcajada es tan profunda que creo que hago tambalearse la mesa.

—No exactamente, pero es otra de las cosas que podrás entender dentro de poco. —Hace un mohín al darse cuenta de que acabo de volver a quitarle el caramelo de la boca, así que decido darle algo como compensación—. Ella es… una chica increíble. Pero increíble de verdad. Fuerte, valiente, trabajadora. Además, es la mejor hija y hermana que alguien podría tener.

—Parece que la conoces bien.

—Muy bien.

Miro mi reloj con discreción y le doy un pequeño empujoncito a mi taza vacía hacia el centro de la mesa. No quiero ser grosero, pero tengo una cita en un rato con alguien con quien nadie me obliga a mantener al mínimo mis encantos, así que…

—No te quito más tiempo —dice ella siendo la buena chica que me imaginaba—. Solo una pregunta más.

—Claro, adelante.

—Aprovechando tu vena musical, ¿podrías darme una canción para cada uno de ellos?

La verdad es que la respuesta es sencilla gracias a que, como Alex y Enzo en su momento, ellos también tienen su propia banda sonora.

—Para Gael, sin duda, Pausa, de Izal. —O al menos para el Gael que necesita conocer para entender toda la historia—. Y para Burbuja Supergirl, de Anna Naklab.

Cierra la libreta después de apuntar las canciones y me mira con agradecimiento.

—Creo que ya puedo dejarte libre —afirma con un suspiro satisfecho.

—Libre es mi segundo nombre —bromeo con una sonrisilla pícara.

Me levanto sacando mi cartera y, antes de alejarme, le doy los correspondientes besos de despedida.

—Ha sido un placer.

Demasiado fácil como para no tomarlo.

—Oh, te aseguro que soy todo placer.

Si estáis ahora mismo con las ansias por las nubes por que llegue el día en que tengamos la historia en nuestras manos, compartimos sentimiento! Y para cerrar la presentación este pedazo de booktrailer:


¿Qué os ha parecido? Contadme!

¿Quién diablos eres?, Raquel de la Morena

jueves, 16 de mayo de 2019

quien-diablos-eres-raquel-morena
Título: ¿Quién diablos eres?
Autora: Raquel de la Morena
Género: romántica contemporánea
Editorial: Titania
Sinopsis:
Alicia de la Vega, una joven periodista de origen español que vive en Nueva York con su madre y su hermana, comienza a trabajar para una revista especializada en fenómenos paranormales. Junto a un enigmático fotógrafo, se enfrentará a misteriosos casos sobrenaturales que pondrán a prueba su escepticismo: descubrirá que las historias de casas embrujadas, exorcismos, maldiciones y vampiros esconden más verdad de la que jamás imaginó. De hecho, ella será la única capaz de ver al fantasma de un joven amnésico de aspecto decimonónico, llamado Duncan, por quien pronto empezará a sentir una fuerte atracción.
¿Quién es él? ¿Qué vínculo los une? Para hallar las respuestas, Alicia emprenderá un apasionante viaje a través del espacio y del tiempo hasta la Escocia del siglo XIX. En su camino se cruzará con las huellas de personajes históricos como Jane Austen, Oscar Wilde o sir Walter Scott.
Una trama llena de romance, misterio y aventuras que nos muestra que el amor es capaz de sobrevivir a cualquier adversidad… Incluso a la muerte.

Como ya suponía, las 700 páginas del nuevo libro de Raquel, ganador del V Premio Titania, han sido un visto y no visto, enganchada a sus líneas, no pierde ritmo en ningún momento y la cantidad de personajes, tramas y movimientos de unos y otros te hacen no poder parar de leer hasta el final. Si quieres leer una novela completa, no lo dudes y hazte con esta historia que alterna tan bien altas dosis de romanticismo con tintes de novela gótica, giros que te sorprenderán y cuyo centro es un amor que tendrá que resistir los embates del tiempo y el espacio. Ya presentaba Raquel a sus protagonistas y dejaba un extracto del principio que te anticipa todo el sentimiento que vas a encontrar: La Autora Presenta.

El prólogo ya te deja pensando que algo malo debió ocurrir en el pasado más inmediato de esos personajes para que se encuentren en una situación desesperada. En apenas dos páginas adivinas que tras esos momentos se esconde una historia compleja y con un final precipitado; por si fuera poco, un hecho ocurrido en el famoso cementerio de Pere Lachaise, en la actualidad, donde están implicados unos estudiantes y una médium, termina de poner en juego una fuerza muy poderosa que tendrá sus propios planes para con los protagonistas. 

Tras este comienzo tan trepidante conoces a Alicia de la Vega, periodista aficanda en Nueva York con su madre y su hermana, en su nuevo trabajo como reportera en una revista de fenómenos paranormales, Duendes y Trasgos. Este veinteañera está muy unida a su familia y ha dejado atrás su antiguo puesto en un periódico económico para embarcarse en esta nueva aventura gracias a su amigo Edgar.

El escepticismo y Alicia son uno, pero en cuanto comienza con el primer caso que tiene que investigar, junto con un nuevo compañero, Jackson Lefroy, comienza a ver sucesos que son difícilmente explicables desde la racionalidad. Esto, unido a un cambio que se produce en ella misma, harán que su vida gire en un sentido totalmente inesperado: comienza a soñar con un hombre, vestido con ropas decimonónicas, que no recuerda nada pero que ambos sienten que están ligados entre sí.

quien-diablos-eres-raquel-morena


Con estos tres personajes ya presentados, aparece también Alejandro, un chamán con mucha experiencia que pone ese punto profesional a estas cuestiones paranormales y será quien lleve la voz cantante en un caso complicado del que serán Alicia y Jackson testigos y parte implicada.

Así pues, Alicia tendrá que moverse en un terreno desconocido hasta ahora con su nuevo trabajo y las exigencias que se le imponen a la vez que hace malabares para averiguar quién es el hombre que se le aparece en sueños y poco a poco también cuando está despierta, qué tiene que ver con ella, qué busca y, lo más importante, por qué sienten esa conexión tan fuerte.

La extensión de este libro es tal porque en realidad son dos partes en un solo volumen. Según va avanzando la trama en el primer volumen vas descubriendo mucho acerca de los personajes, de esa aparición que solo puede ver Alicia, del por qué eso es así y qué papel juega Jackson en todo el conjunto. Los obstáculos a los que se enfrentrán serán muchos y muy peligrosos porque hay fuerzas ocultas y oscuras que se han despertado y que tienen cuentas pendientes con ellos. Tendrán que poner todo de su parte para lograr salir vencedores, con la dificultad que supone para algunos de ellos por la inexperiencia en estas cuestiones, pero no estarán solos, también contarán con la ayuda de fuerzas luminosas y cierta sociedad secreta que tiene conocimiento de un mundo lleno de magia y que será vital para los protagonistas.

El final de esa primera parte es absolutamente increíble, te deja boquiabierta y tienes que parar un momento para repasar todos los hechos vividos junto a Alicia y compañía para hilar todos los cabos sueltos. Pero no creas que el ritmo decae, porque en la segunda mitad se continuará parte de una trama abierta en la primera y tendrán que resolverse muchas cuestiones y muy interesantes relacionadas con Alicia y la aparación fantasmal. Vas a recorrer Nueva York, viajas hasta París y su lado más tenebroso, Edimburgo y sus calles repletas de secretos, así como escenarios más bucólicos que recuerdan tanto a Austen. 

Ese ritmo ágil sostenido, donde continuamente pasan cosas, se va avanzando en las tramas, se van encontrando pistas, se van descubriendo secretos, todo ello contribuye a hacer de la aventura que vive Alicia algo único. La parte paranormal está tratada de una forma impecable, totalmente versímil, un universo a la medida de los tiempos actuales que aporta un estado de tensión a la línea más romántica. Los exorcismos, los demonios, los vampiros, las maldiciones, los pactos oscuros, regresiones, todo ello se entremezcla con la fuerza de un amor eterno para dar como resultado esta novela.

Me encantaría contar mucho más pero creo que una de las mejores cosas que te puede pasar con este libro es ir casi a ciegas y sorprenderte en cada desarrollo, casi como le pasa a Alicia cuando va viviendo cada acontecimiento con toda la intensidad que los momentos requieren. Ningún personaje va a dejarte indiferente y aquí vas a encontrar lo mejor de cada género: el romántico contemporáneo, el paranormal, el histórico, todos ellos conjugados a la pefección en una historia de premio.

Mi amor prohibido, Jodi Ellen Malpas

lunes, 13 de mayo de 2019

amor-prohibido-princesa-rebelde-jodi-ellen-malpas
Título: Mi amor prohibido (#1 La princesa rebelde)
Autora: Jodi Ellen Malpas
Género: erótica
Editorial: Planeta
Sinopsis:
La princesa Adeline se niega a someterse a las obligaciones que implica su título, pues sabe que bajo la imagen perfecta de la familia real no hay más que mentiras y secretos. Ni quiere formar parte de ello ni piensa aceptar la petición de su padre para que se case con un hombre al que no ama...Todo cambia cuando se cruza en su camino Josh Jameson, un actor escandalosamente sexy que pronto se convierte en el último vicio de la princesa: su atractivo es abrumador y sus caricias son puro fuego… Nadie la ha hecho sentir tan viva nunca. Pero, aunque él pertenezca a la «aristocracia» de Hollywood, no es un aristócrata real, y Adeline sabe que el rey y sus consejeros harán todo lo que esté en sus manos para impedir que vivan esa pasión… ¿Acabará rindiéndose a los deseos de su padre o a los de su corazón?

Me ha durado apenas dos días por lo que podrás hacerte una idea de lo que engancha y lo rápido que se lee esta historia sobre una princesa que es prisonera de su propia situación, que no quiere ser el instrumento de una familia distante y de un cargo que ella no solicitó y, lo más importante, llegado el momento en que se enamora por fin del hombre que ella desea las trabas para estar juntos son infinitas. Ya lo dijo la autora en la entrevista que pude hacerle para la sección La Autora Presenta, Adeline es un personaje fuerte que tiene que desarrollarse por completo y Josh está ahí para acompañarla en el camino.

Adeline es la hija pequeña del actual rey de Inglaterra. Su hermano mayor está casado, el mediano está haciendo carrera en el Ejército y ella se dedica a meterse en líos porque el agobio que siente por las restricciones en cada parcela de su vida le resulta insoportable. Su padre la presiona cada vez más para que contraiga matrimonio con Haydon, con quien se ha criado y alguien apropiado y digno de entrar a formar parte de la familia. Su madre, de origen español, se mantiene al margen de las decisiones de su esposo y pocas veces sale en defensa de su hija. Así pues, en ese ambiente opresivo celebrará su treinta cumpleaños, años que han sido una sucesión de órdenes, eventos, y quebraderos de cabeza para el equipo de comunciación y su guardaespaldas porque en muchas ocasiones no mide las consecuencias de sus actos.

Su vida ha tenido el propósito que la institución ha creído oportuno, yendo a actos sociales, teniendo buena apariencia, siendo un ejemplo y no dando problemas, pero justo eso es algo que la caracteriza. No soporta que dirijan su vida pero no ha encontrado el empuje necesario para rebelarse del todo ante esta situación.

<<- Yo creo en dejarse guiar por el corazón, pero mi corazón está encarcelado, y solo puedo liberarlo bajo ciertas condiciones.>>

En esa fiesta va a conocer a alguien diferente, un hombre que no se amedrenta por quién es, que se siente atraído por ella misma y que descubrirá una faceta que le supone una liberación mental. Ese hombre no es otro que Josh, uno de los actores de Hollywood mejor valorados del momento, que está en Londres de promoción y accede a las más altas esferas gracias a que su padre conoció al rey cuando eran jóvenes.

mi-amor-prohibido-princesa-rebelde-jodi-ellen-malpas
El encuentro entre ellos solo puede clasificarse de explosivo, así como los encuentros sucesivos que tienen. Siendo Jodi quien es puedes imaginar que la parte erótica es fundamental aquí y es que, además, por los roles que juegan, es para Adeline un cambio con respecto a lo que han sido toda su vida los encuentros con hombres. Josh le hace evadirse, siente que no tiene que ejercer el control, que alguien se encarga de todo y puede simplemente ser ella misma.

Si bien, dada la química que es patente entre ellos, quieres que todo vaya sobre ruedas, pero la situación de vigilancia a la que está sometida la princesa hace que sea todo lo contrario, obstáculo tras obstáculo porque ella sabe que en cuanto el rey se entere de que se están viendo, porque siempre se entera de todo, le alejarán de ella y podrían incluso arruinar su carrera. Pero no solo tendrán que hacer frente al lado controlador del rey, sino a la prensa que está ávida de saber quién ocupa el corazón de Josh.

Este libro es la primera parte de una bilogía y te puedo decir que el último cuarto es absolutamente trepidante para llegar a las últimas páginas en shock total, una conmoción que dificilmente ves venir y que cambiará todos los planes hechos por Adeline y Josh. Al ser dos libros sí creo que la autora podría haber alargado un poco más el inicio de su relación porque entran al lío de forma casi instantánea.

Quiero hacer mención a los personajes secundarios que están alrededor de Adeline, que le son fieles por mucho que el rey esté por encima de todo, sobre todo Damon, chófer y jefe de seguridad, casi un padre para ella, que se preocupa realmente por sus sentimientos y por ello, aún contraviniendo a veces sus deseos, le hace enfrentarse a algunas situaciones para no dilatar los malentendidos. 

Estoy desenando que llegue julio para conocer la resolución de esta historia que me ha ido gustando más a medida que iba leyendo e, insisto, el final es un giro de 360 grados absoluto. ¿Podrán la princesa y el actor alcanzar la felicidad?

Palabras que caen como la lluvia, Caroline March

jueves, 9 de mayo de 2019

palabras-caen-como-lluvia-caroline-march
Título: Palabras que caen como la lluvia
Autora: Caroline March
Género: romántica contemporánea
Editorial: Esencia
Sinopsis:
Livia tenía todo lo que siempre había deseado: un futuro profesional prometedor y el amor del hombre que la había llevado a lo más alto de su carrera deportiva. Pero cuando descubrió la dolorosa verdad que tan bien le habían ocultado y dejó de oír el rumor de aquellas olas que siempre le habían susurrado respuestas, lo abandonó todo.
Seis años después regresa a su refugio a orillas del mar Cantábrico, cargada con una mochila repleta de desilusiones y con un único objetivo: prepararse mentalmente para la prueba que la espera al final del verano.
Sin embargo, allí se topa con la desagradable sorpresa de tener que compartir apartamento con un hombre que despierta en ella emociones encontradas, alguien que la obligará a preguntarse si se puede amar a dos personas sin terminar herida. Él será quien la empuje a enfrentarse a lo que más teme: ella misma.
¿Volverá a ser Livia aquella persona valiente y sin miedo a nada?

Lo ha vuelto a hacer, Caroline me ha mantenido pegada a las páginas de esta historia en un absoluto vaivén de emociones y escenas, con un ritmo ágil a la vez que instrospectivo, con una narración tan cuidada que te transporta, de la mano de Livia, hasta la costa cantábrica y con un final de infarto que te deja con lágrimas en los ojos y una sonrisa inmesa. Ya me pasó con Espérame en Nueva York, emocionarme a cada paso, y aquí, con una historia en apareciencia algo más sencilla explora multitud de sentimientos y decisiones, unas acertadas, otras no tanto, pero necesarias para la protagonista en cada momento.

Livia arranca esta historia cuando llega a Suances para pasar el mes previo al examen de la oposición que le dará una estabildiad más que ansiada a sus casi 30 años. Su situación es complciada, algo pasó hace seis años con su padre que la dejó en un estado de negación, abandonó su pasión por el surf y ha estado cuidando de su madre todo este tiempo. No dirías que es feliz pero no muestra un aspecto depresivo, al contrario, tiene empuje y un sentido del humor algo ácido pero no se planea revisar el pasado, ni siquiera sopersar el presente, solo mira hacia adelante, cueste lo que cueste.

Ha estudiado Derecho pero no podría decirse que es su vocación; ha ido encadenando trabajos en España y en Inglaterra, donde conoció a Marta, quien se convirtió en un gran apoyo y jugará aquí un papel fundamental. Le encanta leer y buscar canciones apropiadas que pongan bandan sonora a cada momento, detalles que le enseñó a amar su padre, como muchos otros, pero que ahora intenta apartar en cuanto se hacen presentes.Tiene una faceta oculta que solo enseñará a Sergio en el momento preciso y que se convertirá en una salvación cuando más lo necesite.

Así pues, lo que tenían que ser unas semanas de tranquilidad aislada de todo se convierten en todo lo contrario cuando entra en el apartamento un desconocido, con sus propias llaves y le dice que su madre se lo ha alquilado. El shock es tremendo, emocional el de Livia y literal el de Sergio porque está envuelta una plancha y grandes dosis de adrenalina, no te digo más.

palabras-que-caen-como-lluvia-caroline-march

Sergio es un misterio buena parte de la novela. Un hombre atractivo, con un aura difícil de pasar por alto, instructor de surf pero que mantiene todo su pasado en secreto, ni siquiera dice a qué se ha dedicado hasta ahora. Lo único que sabe Livia de él es que tendrán que compartir espacio, que le atrae y que se lo pasan bien juntos. Deja caer aquí y allá frases que dejan entrever un profundo dolor por una traición y solo puedes conjeturar qué pasó para que llegara al momento en que se encuentra.

No hay aquí espacio para un desarrollo pausado, los secretos de ambos, que tan bien guardados creen que los tienen van a ir saliendo poco a poco a la luz, a veces por su propia decisión y otras en el momento más inoportuno. Para terminar de liarlo todo, Livia se reencuentra con Asier, un hombre que lo significó todo para ella desde bien joven y que ahora no sabe bien qué pasa con esos sentimientos que tuvo.

No quiero desvelarte mucho más de sus vidas pasadas, es importante dejarse llevar y descubrirlo cuando toque, pero sí te diré que la autora explora sentimientos profundos, la culpa, el perdón, la traición, desarrolla al máximo la atracción explosiva conjugada con el nacimiento de emociones profundas, ambas de la mano, que darán lugar a algo especial pero que quizá tengan que dejar reposar para que se convierta en permanente. Muchísimas escenas tiernas y decisivas: el velero, las frases cómplices, los gestos, los regalos tan significativos.

Los personajes secundarios aquí tendrán su papel acompañando a Livia, sobre todo, y siendo reflejo, en muchas ocasiones, de sus pensamientos y emociones: Violeta, su vecina y amiga de niña que es todo lo opuesto a lo que ella desearía, los antiguos amigos de cuando surfeaba, su familia, Marta. Todos ellos aportarán algo en el camino que tiene que recorrer para hacer frente a todo lo que esconde porque una cosa es apartar los problemas y otra muy diferente superarlos y avanzar sin lastre alguno.

Sin duda te lo recomiendo, pensarás en esta historia más tiempo del que te lleve leerla porque hay mucho que analizar, pasan muchas cosas y todas muy sentidas; los protagonistas están muy pensados, son complejos desde el principio hasta el final. Una opción que tendrás que incluir en tu lista de lecturas.

Amor en juego, Marta Cruces

martes, 7 de mayo de 2019

amor-en-juego-marta-cruces
Título: Amor en juego
Autora: Marta Cruces
Género: romántica contemporánea
Editorial: Phoebe
Sinopsis:
Dorian Wilson es uno de los mejores y más famosos creadores de videojuegos, pero en los últimos tiempos ha perdido su toque mágico… Su empresa le da un ultimátum: o consigue un nuevo éxito o le despiden. Para ayudarle a centrarse y sacar adelante el proyecto, le envían a Claire Redfern, experta en encauzar la creatividad de genios como él. En el día a día, Dorian y Claire tendrán que aprender a trabajar juntos, a estudiarse, a cooperar… hasta que el amor parece querer entrar a complicarlo todo. Tanto uno como otro deberán enfrentarse a su pasado, a superar antiguas traiciones y engaños, todo para poder sacar adelante su proyecto. Y algo más… Mientras tanto, todo estará en juego.

Antes de comenzar con la reseña propiamente dicha quiero comentar la maravillosa portada que tiene este libro; si ya desde el principio me atrajo, después de conocer a Dorian y Claire creo que refleja fielmente su historia. Aquí vas a encontrar muchos elementos más allá de la historia romántica entre los protagonistas porque hay mucho de superación personal, de traiciones pasadas y de dinámicas fantásticas en un ambiente de trabajo estimulante y retador.

Claire llega hasta la oficina de Dorian para poner orden en su caos. Esta chica ha dejado a un lado sus sueños, que mantiene más o menos ocultos a los demás, por tener un trabajo fijo que le aportara ingresos que ahorrar para la universidad de su hermano Chris. Desde que perdieron a su madre su padre ha ejercido aún más presión sobre ella para que encarrilara su vida hacia donde él creía más conveniente sin tener en cuenta sus deseos y eso es precisamente lo que Claire le quiere evitar a su hermano.

Así que llegará para poner la jornada laboral del desarrollador de videojuegos más prometedor del momento en orden, puesto que lleva meses y meses sin sacar nada nuevo y la empresa que le contrató quiere resultados. Su trabjo consiste, básicamente, en estar encima de él y de su equipo para que trabajen, pero desde el principio pondrá su toque personal en cada paso y el cambio en Dorian será palpable desde el momento en que le abre la puerta.

Dorian fue desde siempre un chico metido en su mundo de dibujos e historias y aunque no siempre contó con el apoyo de su familia, su abuela le dio espacio para crear y confió siempre en él. Hoy día se encuentra en una situación bastante depresiva porque sabes que algo tuvo que pasar con su antiguo amigo que los alejó y le ha dejado en esta situación. No tiene ideas nuevas hasta que el huracán Claire, cargado de energía, se propone cambair el aspecto lúgubre de la oficina en la que trabajan, que conecta con su apartamente, en un ambiente más dinámico y relajado. 


amor-en-juego-marta-cruces


Decía que desde el principio aprecias que algo cambia en Dorian, algo se despierta, quizá demasiado pronto y esa conexión inicial está un poco salida de la nada, pero tras muy pocos días trabajando juntos desaceleran y es entonces cuando comienzas a ver cómo va avanzando todo paso a paso y vas viendo, plenamente, cómo son por separado. Desde luego ambos tienen mucho que resolver por su cuenta a lo que tendrán que sumar una atracción cada vez mayor pero que después de un estallido inicial frenan por unos motivos u otros.

Una de las cosas que más me ha gustado es la profesión elegida para Dorian. El mundo de los videojuegos es totalmente desconocido para mí, pero asistir con este grupo tan entusiasta de su trabajo desde la primera idea hasta el producto final, pasando por todas y cada una de las fases creo que es algo original y que le aporta a la historia mucha frescura.

Como te decía, la resolución de los conflictos personales de cada uno se va resolviendo poco a poco y se van desvelando detalles clave que hacen que entiendas muchas cosas, a la vez que se va desarrollando esa relación más estrecha entre Dorian y Claire y las relaciones entre los miembros del equipo se entrelazan. El último tercio de la historia es de vértigo, grandes momento épicos, de película, que te hacen casi aplaudir cuando los "malos" obtienen su merecido, de los cuales poco te quiero contar porque forman parte de ese pasado doloroso de Dorian que tiene que enfrentar.

Creo que es una historia estupenda para pasar un par de tardes entretenida. Cómo Dorian hace frente a sus miedos, conocer cómo ha sido su pasado, las traiciones sufridas y cómo eso le ha afectado en el presente, acompañar a Claire en la búsqueda del valor para lanzarse a cumplir sus sueños y tener como fondo a los secundarios que tanto aportan. Una opción genial para estos días de calor y vacaciones que están a la vuelta de la esquina.

Alexandra Roma presenta... Ojalá siempre

lunes, 6 de mayo de 2019

ojalá-siempre-alexandra-roma







Hola! Seguimos con las presentaciones, hoy con Alexandra Roma y Ojalá siempre, la novela finalista del V Premio de Titania. Esta autora nos tiene acostumbradas a historias cargadas de emoción y sentimiento, frases muy poéticas que te dejan pensando en cada escena y con momentos ágidos que traen lágrimas de forma inevitable.

Aquí vamos a encontrar a dos personajes que se conocen desde siempre pero que con el tiempo ha ido cambiando la perspectiva que tenían el uno del otro y quién mejor que ellos mismos para describir lo que significan para ellos.

Desde hoy mismo está disponible así que no hay que esperar nada de nada para sumergirte en esta preciosa historia.


¿Quién es Julieta, Marco?

Supongo que debería decir que Julieta es la pequeña de los Moreno, hermana de mi mejor amigo Rodrigo y la chica que nos perseguía por cielo, tierra y mar en Salamanca, Caños y cualquier sitio al que pudiese llegar corriendo o con su bicicleta amarilla. Podría añadir que era espontánea, tenía carácter y me obligaba a ir detrás de ella cuando me quedaba a dormir en su casa, la veía salir a la terraza en mitad de la noche y tenía miedo de que desplegase los brazos, pidiese a una estrella que los convirtiese en alas y saltase por si le había concedido el deseo.

Julieta es locura y, por extraño que parezca, toda la cordura que conozco. Imagino que a eso se le llama revolución. 

Hemos compartido una vida y la he visto de un millón de formas distintas. A veces, pérdida en las constelaciones que inventaba. Otras, conquistando el suelo que pisábamos colocando un casco en mi oreja cuando parecía que no me quedaban más sonidos en el mundo por descubrir y me consumiría en el silencio.

Un día me contó que cuando una estrella va a apagarse primero se hace muy grande, luego se contrae hasta ser muy pequeña, hasta que solo queda su corazón, antes de explotar y lanzar sus pedazos por todo el universo. Oro disparado a toda velocidad que aterriza en las entrañas del planeta y por eso tiene tanto valor, porque es lo más cerca que estaremos de tocar otra galaxia. Fue una de tantas veces en las que me impresionó.

Ahora sé por qué. 

Julieta fue lo más parecido a un mineral precioso impactando sobre mi pecho y arrollando todo lo que pillaba por su paso para quedarse en el fondo, muy profundo, en ese espacio del que no la puedo sacar. ¿Cómo voy a hacerlo? ¿Cómo voy a olvidar que su rostro se convierte en un sendero de pecas por unir si le da mucho el sol o que creó mundos sobre mi piel? Es imposible eliminar el sueño que llenaba de vida los años. Es imposible olvidar sus canciones antiguas. Es imposible escuchar La chica de ayer y no albergar la esperanza de que ella va a aparecer para volverme a sonreír y sentir que en realidad «siempre» solo es un beso escondido entre sus labios.

Supongo que debería decir que Julieta es la pequeña de los Moreno, hermana de mi mejor amigo Rodrigo y la chica de la que estoy perdidamente enamorado.

¿Cómo te quedas después de leer a Marco? Yo alucinada y con piel de gallina!! Vamos ahora con Julieta:


¿Quién es Marco, Julieta?

¿Quién es Marco? Marco era el mayor aliado de mi hermano en el arte de hacerme la vida imposible. Jugaba al fútbol, hacía dibujos a bolígrafo que NUNCA enseñaba, tenía el pelo negro revuelto y siempre llevaba una cazadora de cuero, aunque hiciese un calor alarmante. Tenía una actitud chulesca, su cabezonería no conocía límites y acostumbraba a lanzarme su asco de camiseta sudada después de los partidos, sí, esa que juré que algún día quemaría. 

Habría sido tan sencillo odiarle… Pero a mí me gustan las cosas complicadas. Los retos. Lo que, sin poderse observar, existen. Como la sangre que circula por mis venas, de la que formaba forma parte. Él es tan invisible como un sentimiento. Tan real, también. 

Una canción. Mi favorita. La que me ha acompañado etapa tras etapa y no está contenida en una cinta o en un CD, ni siquiera en una partitura, solo en mi cabeza… O puede que esas notas que nunca han sido dibujadas solo habiten en mi corazón y su sonido sea el de los latidos que activa con solo pensarle. 

Y es que… Por su culpa sufrí muchos berrinches y, a la vez, creí que podría ser cualquier cosa que me propusiera. Ese era su poder. Cuando sus ojos oscuros se posaban en los míos lo que pronunciaba con voz ronca se convertía en verdad. La nuestra. Un secreto. Un juramento en un reloj de arena. 

Son tantos los momentos… La magia… Como el día que le pregunté «¿Confías en mí?», él me contestó «¿Alguna vez no lo he hecho, chica de las estrellas?» y acabé sobre una moto con sus manos enredadas en mi estómago y sus labios susurrando contra mi oreja «Dale gas». Ese día que acabó siendo noche… Esa madrugada que recuerdo porque han pasado los años y soy capaz de sentir el viento de frente y sus gritos a mi espalda. Porque da igual que lo rápido gire el mundo, sigue siendo el instante en el que el firmamento bajó a la tierra y decidí que él era mi cielo.

Eso fue él. Una sensación. La que solo se puede alcanzar estando a su lado. La de que las alas a veces pueden ser los pies. 

¿Quién es Marco? Mi estrella más inalcanzable y un centenar de dibujos a bolígrafo que querría ver. 


¿Y quiénes sois juntos?

Julieta: «Pasado…»

Marco: «Presente…»

Lo que esconden en el pecho: «Ojalá siempre»

¿Qué te ha parecido? Mejor no apostamos sobre si va a ser una novela que nos arrancará lágrimas y suspiros, no? porque perdemos seguro, jeje
Cuéntame las ganas que tienes de leer esta historia de Alexandra!