Hasta que el infierno nos separe, Sarah Hogle

lunes, 25 de mayo de 2020

hasta-infierno-separe-sarah-hogleTítulo: Hasta que el infierno nos separe
Autora: Sarah Hogle
Género: romántica contemporánea
Editorial: Espasa
Sinopsis: 
Naomi vive con Nicholas desde hace tres años y están en la cuenta atrás de una boda que le trae de cabeza por las intromisiones de una suegra totalitaria. A medida que pasan los días se da cuenta de que ya no soporta a Nicholas: todo es una fachada para presumir en Instagram y preferiría hacerse el harakiri
a casarse con él. El rechazo es mutuo, pero ninguno de los dos quiere romper el compromiso, pues el que se eche atrás tendrá que hacerse cargo de lo que han gastado ya en los preparativos de la boda.
Empieza así una lucha delirante en la que ambos se sabotean y emplean toda la artillería emocional que tienen a su alcance hasta convertirse en enemigos intimos. A medida que la fecha de la boda se acerca, su carrera hacia la destrucción mutua se acelera, pero ahora que no tienen nada que perder pueden ser por
fin ellos mismos y quizá aún queda alguna esperanza de que crucen la línea de meta juntos.
¿Y si tu enemigo resulta ser también tu prometido?

Lo que me he reído con esta historia, una auténtica comedia con un punto de sátira donde una relación que tiene que culminar en boda porque ambos protagonistas se quieren mucho resulta... que no se soportan. Un inicio de relación idílico que va evolucionando y que te lleva, de la mano de Naomi, a pensar con ella formas perversas de fastidiar a su promedio; sin embargo, toda historia tiene dos versiones, y conocer la de Nicholas a través de los pequeños detalles, es fabuloso porque te das cuenta de no todo es blanco o negro, si no que los matices de gris vienen por las propias interpretaciones y resultan no ser la verdad absoluta.

Naomi vive con Nicholas, su prometido, en una pequeña ciudad de Wisconsin. Nunca ha estado muy apegada a su familia y la conexión con Nicholas fue perfecta, bonita, rápida desde el principio, por lo que después de varios años de relación, van a casarse. Ella se encuentra en un momento inestable en lo laboral, pues la tienda de curiosidades en la que trabaja está a punto de cerrar y eso la deja con pocas perspectivas de encontrar un nuevo empleo en un lugar en el que cada vez cierran más negocios.

Nicholas es higienista dental, trabaja en una clínica, y la relación con sus padres, o más bien habría que decir con su madre, es buena, solo que no estrecha en el buen sentido, si no que más bien Deborah ejerce un férrero control sobre su hijo sometiéndole a todas sus decisiones, haciendo chantaje emocional y mostrando una actitud pasivo-agresiva todo el tiempo. La boda de su hijo se ha convertido en el acontecimiento de su vida y Naomi ya empieza a cansarse de no tener poder de decisión sobre su propio enlace y que Nicholas no diga nada.

Así arranca esta historia donde tras ver un prólogo dulce y tierno sobre su primer beso, poco puedes imaginarte que Naomi llegue a odiar al hombre con el que se supone que tiene que pasar su vida; pero es que él parece que tampoco pone de su parte y la guerra sin cuartel que se declaran ambos no hace más que escalar posiciones, dando lugar a escenas divertidas donde ponen en juego todo su ingenio para fastidiar al otro.

hasta-infierno-separe-sarah-hogle


¿Qué es lo que me ha gustado de este libro? Precisamente eso, cómo, desde la perspectiva de Naomi, y bajo su filtro de cómo es su vida en general, presenta una relación, cómo se fija en los detalles que al principio parecían adorables y ahora no soporta y en cómo esa insatisfacción va creciendo más y más porque no se comunican. Esto se amplía a su pequeño círculo de amigos, sus compañeros de trabajo, que tampoco parece caerles muy bien Nicholas porque solo le conocen por lo que Naomi les ha ido contando de él.

Un cambio de rumbo por parte de Nicholas da aire a su maltrecha convivencia y comenzará a replantearse muchas cosas, se preguntará Naomi si todo lo que ha ido percibiendo es la absoluta verdad o también Nicholas lo habrá estando pasando mal, y aquí, a partir de la segunda mitad del libro, es cuando vas a encontrarte un progresión acorde con una romántica tradicional.

Lo mal que se lo hacen pasar el uno al otro, con bromas y no tan bromas para que sea el otro quien decida romper con todo da paso a una comprensión y reconexión, a una voluntad de volver al inicio, a rescatar aquello que les enamoró del otro y dar una oportunidad a su relación. Naomi es una mujer insegura que se siente apabullada por su futura suegra y Nicholas es un hombre que adora a su novia pero que no sabe muy bien cómo han llegado a la situación en la que están y que pondrá todo de su parte para deshacer todo el mal rollo. Tanto una como otro tendrán que trabajar por su cuenta y no caer en los errores que les han llevado hasta donde están. Conforme va avanzando la novela ves que todo lo que piensa Naomi no es tan absoluto y que toda esa pasividad de Nicholas obedecía a una incapacidad para hacer frente a esos cambios.

Hay multitud de detalles que van conformando ese camino de vuelta, del "odio" al amor y es esa vuelta de tuerca la que hace diferente esta novela donde nada es lo que parecía y donde la falta de comunicación les lleva hasta el límite de sí mismos. Me ha recordado en algunos momentos a Cómo perder un chico en diez días y La guerra del Rose, haciéndose un hueco en las lecturas sobre amor-odio que voy a recomendar mucho desde ya mismo.

¿Crees que serán capaces Naomi y Nicholas de superar sus diferencias?

Siempre nosotros, Silvia Sancho

miércoles, 20 de mayo de 2020

siempre-nosotros-silvia-sancho
Título: Siempre nosotros 
(#2 bilogía La Fuerza de los Elementos)
Autora: Silvia Sancho
Género: romántica contemporánea
Editorial: Phoebe
Sinopsis:
Dubái, Berlín, Tinduf... Cuando acepté vivir como una nómada, en todas partes y en ningún sitio, no esperaba que fuera tan complicado. ¿Cómo iba a saberlo? No era consciente de dónde me metía en realidad, y tampoco me preocupé de averiguarlo. Me centré exclusivamente en lo que más quería: estar con él, solo nosotros, al margen del dinero, del estatus social o de las viviendas de lujo. Fue muy reconfortante descubrir que, más allá de mi burbuja, había un mundo de colores esperando que me abriera para recibirlo. Pero el mundo pudo conmigo. El mismo destino que nos unió acabó con todo lo que habíamos construido. Con todo excepto con la certeza de que siempre estaré enamorada de él, del hombre que hay detrás de esos deslumbrantes ojos azules, infinitos como el cielo: John.

Por fin el desenlace de la historia de Vega y John después de uno de los finales más de infarto que he leído en mucho tiempo en Solo nosotros; aquí vas a encontrar a una Vega que se transforma o más bien que se permite ponerse en primer lugar y aceptar las consecuencias de sus decisiones, a la vez que va a luchar por aquello que quiere; y por supuesto, John, un enigma que se irá resolviendo a través de los ojos de Vega y que dirá mucho de cómo ha sido y de cómo está dispuesto a ser a partir de ahora.

En aquella primera parte, la vida de Vega parecía ser todo aquello que ella había estado buscando, tanto en lo laboral como en lo personal, pero la sensación de plenitud no llegaba y ella se negaba a verlo. El hecho que termina de desestabilizarla, como te digo, dio lugar a uno de los finales de libro que me han dejado con más expectativa en años, y la resolución en esta segunda parte de su historia está contado de forma magnífica.

Han pasado cuatro meses desde que Vega descubre algo relacionado con John y con el episodio dolorosísimo que acaba de pasar y huye de esa vida en la Gran Manzana. Su proceso de recuperación es lento pero está decidida a ser útil, a encontrar su lugar en el mundo entre aquellos que la necesitan y está colaborando en el terreno con la ONG con la que empezó de voluntaria en Madrid. 

siempre-nosotros-silvia-sancho


La vida en el campamento saharaui no es fácil, pero la sencillez de las rutinas, la supervivencia, el cariño de esas mujeres, hombres y niños, le aportan una luz al final del túnel; sin embargo, la burocracia y los permisos suponen un impedimiento constante para materializar la ayuda y en uno de esos despachos se reencontrá con John.

La opinión que pudieras tener de John, desde el principio, y sobre todo su papel en el caso que lleva a Vega al borde del abismo, va a variar radicalmente aquí. Aún sin "oír" su voz, quedan muy claras sus intenciones y el giro que ha dado a los que creía que eran unos principios inamovibles. La desconfianza, las dudas, el miedo, todo ello lo expresará de forma clara pero chocando continuamente con la atracción que sigue sintiendo por Vega.

Sus conversaciones están llenas de tensión porque si hay algo que me ha gustado de esta parte de la historia es cómo asumen las consecuencias de sus decisiones, errores que se cometen porque lo normal es equivocarse en un momento dado, pero lo importante es saber reconocerlo y actuar en consecuencia. Unos sentimientos y emociones que se ponen sobre la mesa y con los que tienen que lidiar porque está claro que el tiempo separados no ha hecho que dejen de quererse, pero el miedo a volver a sufrir está muy presente y una vez rota la confianza tendrán que valorar si son capaces de entregarse de nuevo.

Los viajes de ambos serán una constante, no solo estarán en el desierto, viviendo situaciones límite, también volverán a su Madrid para tener una conversación incómoda pero necesaria y se reencontrarán con sitios llenos de simbolismo para ellos; Nueva York y el maravilloso sur serán testigos de momentos fantásticos y un Berlín donde terminar de perdonarse. Lugares y personas llenos de detalles que los hacen únicos, los hacen ser ellos mismos.

Muchas habéis esperado a tener los dos libros para leer la historia completa y solo os puedo decir, si es vuestro caso, que la disfrutéis. El viaje de Vega es largo, está lleno de etapas, de incertidumbre, de inseguridades. Encontrar el lugar propio, estar en paz con una misma, cuesta mucho y Vega lo aprende por las malas. Tener a su alrededor a gente que la ayuda en ese camino hace que los aprendizajes se fijen con más fuerza, y el arrollador sentimiento que despierta John en ella le aporta una dosis extra de fuerza a la que ella descubre dentro de ella.

¡Prepárate para sentir a lo grande! De nuevo gracias, Silvia.

Tras las llamas, Will Hill

martes, 19 de mayo de 2020

tras-las-llamas-will-hill
Título: Tras las llamas
Autor: Will Hill
Género: narrativa juvenil
Editorial: Fandom Books
Sinopsis: 
El padre John controla todo lo que ocurre entre los muros de la base. Al padre John le gustan las normas. Especialmente la que prohíbe hablar con los extraños. Él sabe lo que está bien y lo que está mal, y les advierte de lo que está por llegar.
A Moonbeam le asaltan las dudas. Empieza a adivinar lo que esconden las palabras del padre John y quiere desenmascararlo. ¿Y si la única salida estuviera tras las llamas?
Inspirada en el asedio de Waco que tuvo lugar en los años noventa, Tras las llamas cuenta la historia de Moonbeam, una chica de diecisiete años que acaba de descubrir que su vida hasta el momento ha sido una mentira.

Hace unos meses que tenía este libro esperando en mis estanterías y no lo había leído hasta ahora no porque el tema no me resultara atractivo, pero ya sabes, los pendientes se van acumulando. El caso es que con la situación de confinamiento por fin le llegó el turno y he de decir que me enganchó desde la primera página y seguir la historia de Moonbeam en el presente y en el pasado, ese "después" y "antes" ha resultado igual de apasionante que aterrador.

La historia arranca con un asedio, un ataque hacia la protagonista y el lugar donde vive pero no te sitúas bien, solo hay sensaciones de calor, fuego, miedo, urgencia y tras ese breve prólogo, ya ves a una Moonbeam, una joven de 17 años, en un centro de recuperación y cómo va desgranando su vida en una comunidad religiosa extremista y sectaria.

La vida en el complejo donde se ubica la Legión del Señor es sencilla; en medio del desiero de Texas, los hombres, mujeres y niños que allí viven lo hacen con humildad, preparándose para el prometido ascenso junto al Señor tras la inevitable batalla final contra los siervos de la Serpiente, que son el mundo exterior en su conjunto, personificados en el Gobierno. El líder de la comunidad es el padre John, él recibe los mandatos del Señor y se los transmite a sus hermanos. Cuatro centuriones son los hombres de confianza que mantienen el orden y aplican los castigos por romper las normas impuestas.

Desde fuera parece lo que es, una secta, con solo algunos datos ya te haces una idea de la vida que podían llevar allí, pero hay muchos más detalles que te hacen componer un cuadro completo sobre los mecanismos que llevaba a la gente a ingresar voluntariamente en esta comunidad. 

Moonbeam mantiene conversaciones con el terapeuta, a las que se une un investiagdor, pues la situación en el complejo se descontroló, murió mucha gente y necesitan aclarar todos los puntos. La visión de esta adolescente es vital, pues ha vivido prácticamente toda su vida allí, desde que llegó con sus padres siendo muy pequeña.

No siempre hubo tantas restricciones ni el ambiente era tan opresivo. La evolución que tiene lugar y cómo poco a poco, casi sin darse cuenta, todo va cambiando, está muy bien reflejada. Los mecanismos psicológicos, tanto individuales, como de grupo, que se dan en este tipo de situaciones también con correctísimos, así como la necesaria "desprogramación" de quienes son apartados pero mantienen sus convicciones intactas.

La protagonista es valiente, fuerte y con un pensamiento que se va alejando de lo que le marca el padre John, lo que le permite ver las injusticias cometidas, pero a la vez con la impotencia de no poder hacer nada. Dos personajes serán claves para ella, Nate, un hombre que se incorpora a la Legión unos años antes de que ocurriera el asedio, y su madre, una figura sobre la que ella tenía pensamientos y sentimientos que resultan no ser tan nítidos como creía.

Es una lectura absorbente que trata un tema poco visto desde una perspectiva juvenil. Un acercamiento a un fanatismo, sus causas y consecuencias para diferentes actores y teniendo muy en cuenta los procesos psicológicos de transformación que se dan en estos casos. La historia está inspirada en un hecho real, lo que le da aún más valor como testimonio fiel de lo que sufren muchas personas que se ven atrapadas en situaciones similares.

El ayer, nosotros y un mañana imposible, Abril Camino

viernes, 8 de mayo de 2020

ayer-nosotros-mañana-imposible-abril-caminoTítulo: El ayer, nosotros y un mañana imposible
Autora: Abril Camino
Género: romántica sentimental
Editorial: Autopublicada
Sinopsis:
Elena acaba de recibir la peor noticia de su vida: Javier, su marido, está muy enfermo.
Su mente se llena de preguntas. Su corazón, de despedidas. Y su memoria, de los días más felices de su vida. Porque ¿hay una forma mejor de aplastar el dolor del presente que revivir los momentos que los convirtieron en lo que son hoy?
Elena tardará poco en descubrir que hay cosas más fuertes que la mente, el corazón o los recuerdos. La voluntad. La familia. El amor. Y a todo eso se aferrará en el momento más duro de su vida para que las risas sigan siendo la banda sonora de su hogar, para que la ilusión continúe viva en el día a día de sus hijos y para que su despedida de Javier sea dulce. Para que se digan adiós sabiendo que lo vivieron todo. Que solo les falló la eternidad.

No sé muy bien cómo comenzar esta reseña porque la emoción que hay en cada una de las páginas de este libro, traspasa todo, un inicio tan demoledor como es ver a Elena, la protagonista, enterarse de que a su marido no le quedan más opciones, el último tratamiento no ha resultado, y seguir leyendo con el corazón encogido. Es una lectura emotiva, donde lloras, pero también te encuentras riendo con momentos del presente tan normales dentro de su situación que te hace preguntarte cómo es posible seguir con el día a día cuando te enteras de una noticia así. Esta historia, más allá de ese dolor, trata sobre la vida, sobre la superación, sobre la familia y el apoyo incondicional y sobre un amor que pudo con casi todo.

Elena, en primera persona, va narrando su presente, ese en el que lleva casada con Javier más de veinticindo años, tienen un hijo cursando el último año de instituto y otro que no cumple aún los diez años y es el mayor friki de Harry Potter del mundo; la lucha que ha estado manteniendo en los últimos años parece estar próxima a su fin y ella no sabe cómo va a ser capaz de afrontar las semanas que tiene por delante. La acompañas en cada momento de ese día a día cotidiano, con sus problemas y dificultades, no todas asocidadas a la enfermedad, pero también en los recuerdos de cómo ha sido su relación. 

Javier siempre estuvo en casa de Elena pues era el mejor amigo de su hermano. Ellos eran un par de años mayores que ella pero siempre la aceptaron en sus juegos,e ra casi su sombra, pero cuando llegó la adolescencia, los sentimientos se hicieron más profundos y no tan fraternales por parte de Elena; la sorpresa fue descubrir que también era así para Javier, por lo que comenzaron un noviazgo precioso lleno de primeros momentos únicos. La alternancia del presente con ese pasado forman un contraste que te permite coger aire y sonreír con nostalgia al ver cómo fueron de dulces aquellos años.

ayer-nosotros-mañana-imposible-abril-camino
No creas que no vas a sorprenderte, hay giros inesperados y altibajos en la relación que muestran la autenticidad de su realidad, los buenos y malos momentos expuestos dan cuenta de que no fue una relación idealizada, lo que le da aún más valor. El paso del insituto a la universidad, la entrada en la vida de Elena de Martina, su mejor amiga y apoyo en cada momento, las sorpresas que fueron descubriendo con el paso del tiempo y en definitiva, etapas que fueron llegando, unas por sorpresa, otras planeadas, y que conformaron quienes han llegado a ser hoy.

El crecimiento de ambos, tanto en lo personal como en lo profesional, Elena en su carrera de periosita y Javier con su formación para piloto, uno con todo tan claro y la otra con verdaderos momentos de incertidumbre, se ve a lo largo del libro, una familia creada siendo muy jóvenes con todas las ventajas e inconvenientes que eso conlleva y toda una vida de buenos y malos momentos. Puedo decirte que es uno de los libros que más me han emocionado en toda mi vida. Te hace preguntarte qué harías tú en la situación de Elena en muchas ocasiones, y aunque tienes la tentacion de juzgarla, hay que estar en su piel porque se suele estar poco preparada para afrontar estas cuestiones. 

Quiero hablar, antes de finalizar, de Mateo, el hijo mayor y de Dani, el pequeño. Sobre todo, las intervenciones de Mateo son maravillosas. Sus años de adolescencia los pasó con la noticia de la enferemedad de su padre y todo el proceso que conllevó y es absolutamente natural las fases por las que pasa. En la actualidad termina de madurar con ese final y las convesaciones que tiene con su madre son fantásticas por lo conmovedoras que son. El punto de inocencia lo pone Dani, un niño con altas capacidades y un amor inmenso por el pequeño mago que le llevan a cumplir uno de sus mayores sueños. Sus escenas te arrancan una sonrisa, aún con lágrimas en los ojos ves el valor de esa chispa de esperanza e ilusión.

Puede parecer que es una historia triste y no voy a negarte que en parte sí lo es, pero como te decía al principio, va mucho más allá, trata de la familia, de la incondicionalidad de su apoyo y el de los amigos más cercanos, va de asumir las pérdidas inevitables y afrontar el día siguiente con ese dolor que nadie puede llevarse pero sabiendo que con el paso de los días irá disminuyendo, no así el recuerdo y los momentos compartidos. Una novela necesaria porque todo el mundo tendría que conocer la historia de Elena y Javier. Sin ninguna duda, uno de los mejores libros que leeré este año.

Muy tentador, Ilsa Madden-Mills

lunes, 4 de mayo de 2020

muy-tentador-ilsa-madden-mills
Título: Muy tentador
Autora: Ilsa Madden-Mills
Género: new adult
Editorial: Phoebe
Sinopsis:
«Él es mi Romeo, pero yo no soy su Julieta».
Todos piensan que Nora es perfecta. ¿Y cómo no iba a ser así? Es la alumna con mejores notas y también la más guapa, y está preparada para ir a la prestigiosa universidad de Princeton después de su graduación.
Hasta el día en que se viene abajo delante de todo el instituto.
Leo es un malote tatuado que se ha prometido a sí mismo que nunca se enamorará, y menos de una chica como Nora.
Pero ella sigue apareciendo por su gimnasio con sus faldas cortas y con su tentadora «lista secreta de cosas malas por hacer» que él ha leído en su diario.
Leo quiere resistirse a ella, pero solo con probar sus labios entiende que el amor prohibido nunca había sido tan dulce.
A veces, lo mejor de la vida son las cosas más tentadoras.

Ilsa Madden-Mills vuelve a España después de su trilogía con una historia llena de mucha tensión y altas dosis de drama por parte de los personajes protagonistas; con un estilo ágil, vas adentrándote en la vida de Nora y Leo, sigues sus pasos de cerca, pues hay capítulos contados desde los dos puntos de vista, siempre en primera persona. He de decir que en el primer tercio del libro Leo enamora y yo no llegaba a coger el punto a Nora, pero según va dejándose conocer, vas viendo cómo es en realidad y adquiere toda la fuerza que necesita. 

Nora está preparando su ingreso en una prestigiosa universidad. Se dispone a vivir sus últimos meses en un colegio privado tras una trayectoria de éxitos académicos, pero ya ha alcanzado la mayoría de edad; es una joven texana, rubia (aunque solo al principio de la historia), tremendamente observadora e inteligente que ha crecido con una madre dominante, un padre bastante ausente y un hermanastro a quien no tiene en mucha estima y que te pone los pelos de punta. Su vida, que desde fuera parece perfecta y llena de lujo y dinero, se está desmoronando porque ella ya no aguanta más. Sientes que es como una olla a presión y que puede explotar en cualquier momento. De hecho, cuando tiene que dar un discurso en las jornadas de puertas abiertas de la academia, al principio de curso, tiene una salida de tono que avergüenza a su madre pero le vale el respeto de cierto chico que está viéndola desde el público.

Leo se ha mudado a Texas desde Los Ángeles para estar más cerca de la poca familia que les queda a él y a su hermano Sebastian, y este último se matricula en la academia donde estudia Nora. A estos dos hermanos les golpeó la tragedia hace años y desde entonces es Leo, un veinteañero con éxito en los negocios, quien se ha hecho cargo de su hermano. Su vocación es la música, pero tener que ejercer de padre de Sebastian, lo que le llevó a tomar las riendas del negocio familiar y ahora, en su nueva ciudad, planea poner en marcha otro gimnasio tan próspero como el que tenían en California.

muy-tentador-ilsa-madden-mills

El destino quiere que ese gimnasio esté en frente de la pastelería de la tía de Nora, por lo que el encuentro está garantizado. Sin embargo, el momento tan delicado en el que se encuentra Nora hace que ese primer encuentro sea más bien un encontronazo, aunque la colisión es inevitable y las chispas saltan desde el momento en que se cruzan las miradas.

La difercia de edad es uno de los factores que más frena a Leo, quien ve en Nora mucho más allá de la apariencia, pero ella no está dispuesta a frenar aquellas decisiones que ha tomado, el camino que quiere transitar para alejarse de la imagen de chica perfecta y dejar atrás el dolor tan profundo que siente.

A lo largo de la novela, como te decía al principio, vas conociendo retazos de Nora y pasas de verla como una chica que solo quiere desfasar a entender las razones de esa necesidad de ser alguien completamente diferente. Su amiga Mila es un apoyo, así como Sebastian, pero en lo concerniente a Leo, los sentimientos se hacen muy profundos muy rápido y es algo que ninguno de ellos es capaz de manejar. La intensidad está en cada conversación y cada escena que tienen juntos.

Hay un personaje secundario que me ha gustado mucho, Teddy, componente de la banda de música, más de aficionados que profesional, que monta Leo. Es un chico diferente al resto, transparente, que conecta a la pefección con Nora y con quien mantiene varias conversaciones fantásticas.

El pasado de Nora regresa con fuerza para seguir atormentándola y su madre la presiona más que nunca cuando se entera de las disposiciones que ha hecho su hija con respecto a su futuro académico. Desde luego, los padres aquí son algo accesorio, aunque el dolor que han producido a Nora es inconmensurable, y el alcance de las consecuencias de esos hechos ocurridos en el pasado le pasan factura aún hoy.

En Muy tentador vas a encontrar a una chica que busca su propia felicidad, que lucha por recuperar un amor propio que perdió hace mucho y que descubre que el camino, acompañada, puede ser mucho más llevadero. Escenas con mucha química aunque haya también mucho flechazo, harán que vivas su historia con toda la intensidad posible.

Versiones de nosotros, Laura Barnett

jueves, 30 de abril de 2020

versiones-nosotros-laura-barnett
Título: Versiones de nosotros
Autora: Laura Barnett
Género: narrativa
Editorial: Alianza 
Sinopsis:
¿Y si una pequeña decisión pudiera cambiar el curso de tu vida? Cambridge, 1958. Eva y Jim tienen diecinueve años. Eva estudia Literatura y le encanta escribir; Jim, Derecho pero su verdadera vocación es la pintura. Sus vidas se van a cruzar cuando un día Jim va caminando y Eva, que va a la facultad en bicicleta, tiene que girar bruscamente para no atropellar a un perro. Lo que pasa después va a marcar el resto de sus vidas. "Versiones de nosotros" nos narra tres posibles futuros de Eva y Jim después de aquel primer encuentro, juntos y por separado, en los que su historia de amor surcará diferentes caminos y dará distintas vueltas hasta desembocar en el presente. Caminos que van del Cambridge de finales de los años cincuenta al Londres del presente pasando por Nueva York, Cornualles, París, Roma y Los Ángeles; de la juventud a la vejez a través de bodas, hijos y toda una serie de ilusiones y desencantos, éxitos y fracasos, de ambos. Laura Barnett explora en esta novela original y cautivadora la fragilidad de los hechos que van configurando nuestras vidas, cómo hay momentos en los que la vida puede deslizarse por un sendero en lugar de otro dependiendo sólo de pequeños factores o de decisiones que adoptemos en un determinado instante. Y lo hace a través de la historia de amor de una pareja, que crece o se desvanece en función de los derroteros de la vida. El amor que es y el que pudo ser.

He terminado este libro hace muy poquito y me ha dejado muy desconcertada, con una sensación rara, buena pero a la vez con un poco de desasosiego, no sé, ha sido una lectura intensa porque requiere que tengas muy presente cada una de las versiones, que van alternándose en cada capítulo, porque se sigue desarrollando según sus propios parámetros y aunque los personajes principales sean los mismos, lo que les va ocurriendo cambia en ocasiones y hasta cambian su forma de ser en algunos puntos. Me ha parecido una novela compleja en su estructura pero que logra presentar esas vidas posibles, esas versiones de Eva y Jim de una forma coherente con los acontecimientos de esas vidas.

Todo comienza, sin contar el prólogo, en Cambridge a finales de los años 50. Eva va en bici y por intentar esquivar a un perrito que andaba suelto, tiene un pinchazo y Jim se acerca para ayudarla. Hablan unos minutos y deciden irse a tomar algo al pub, dando así comienzo a una bonita relación. 

Pero también comienza cuando Eva, yendo en bici a entregar un trabajo, logra esquivar por poco a un perrito al que llama su dueño en el último momento, apartándose de su camino sin mayores consecuencias; Eva está saliendo con un estudiante, David, actor, y esa relación prosperará más allá de las paredes de la universidad.

Y empieza también cuando una piedra se pone en el camino de la rueda de la bici de Eva, haciendo que caiga y que sea Jim quien la ayude a continuación; la conexión es palpable y sienten que no pueden dejarse escapar. Ella dejará a su novio, pero semanas más tarde, cuando todo parece irles bien, ella descubre algo que le hará tomar una decisión drástica.

Esos inicios marcan el devenir de cada una de esas vidas, esas tres versiones a lo largo del tiempo van presentando cómo Eva y Jim van cambiando, juntos o por separado, cómo sus vidas van coincidiendo en algunas de esas versiones en uno u otro momento y te puedo asegurar que el cambio es continuo, no hay un "felices para siempre" desde el comienzo, ambos tienen momentos de felicidad, pero también de tristeza, de pena, de dudas, no todo es blanco o negro y se mezcla la fascinación por lo lejano, una idealización de lo desconocido, con el conocimiento que da la cotidianeidad.

Yo tengo mi versión favorita y de los dos protagonistas me quedo con Eva; en todas sus versiones me ha parecido una mujer fuerte, luchadora, que toma las decisiones en cada momento pensando en los demás, sus hijos, pero que tampoco se olvida de ella y procura encontrar la felicidad en cada momento. Jim me ha parecido, en cada una de ellas, un hombre débil de carácter, algo egoísta, no siempre empático, aunque en ocasiones sí me ha ganado y lo compensa en parte en el final.

Hijos e hijas, relaciones, segundas oportunidades, infidelidades, sacrificios, carreras laborales, sueños y aspiraciones. En una versión Jim sigue los pasos de su padre dedicándose a la pintura, en otra Eva es una escritora de éxito; en una viven un amor de juventud y en otra uno más pausado; comienzos y finales compartidos que te dejan, como he dicho al principio, una sensación rara y que tienes que analizar si buena o mala, en todo caso, sí reflexiva.

Recomendaría este libro si te gustan estas historias de vidas paralelas, de cómo un hecho, pequeño y aparentemente insignificante, puede llevar al personaje a vivir una vida totalmente distinta; hace, inevitablemente, que pienses en esas pequeñas decisiones cotidianas, en los "qué hubiera pasado si". Una lectura sobre la que reflexionar y que tiene un final, en todas sus versiones, altamente emotivo. No sé si recordaré los pormenores de cada una pasado el tiempo, pero sí recordaré esta sensación y todo lo que he extraído de esta historia.
 

Semana del Libro con Susanna Herrero

domingo, 26 de abril de 2020

serie-cabana-susanna-herrero


¡Hola! La semana del libro de 2020 llega a su fin. Espero que os hayan gustado los relatos, que os hayan entretenido y os hagan hecho soñar. Muchísimas gracias a todas las autoras que han participado y espero poder llevar a cabo esta iniciativa muchos años más en unas condiciones de normalidad en nuestras vidas.

Para despedir estos siete días llenos de emoción y ganas de celebrar estos momentos en cuanto podamos, Susanna nos trae a su siguiente protagonista, Cata, la cuñadísima. Un personaje que ha ido saliendo en las anteriores novelas de la serie Cabana, Aquel último verano y El chico de la última fila, y del cual creo que tenemos que completar y mucho lo que ha sido su vida y su relación con River.

Su libro, estoy segura, nos volverá a regalar momentos con muchas risas, pero también otros con mucha tensión y toda la incertudumbre por saber por dónde va a ir su desarrollo! Seguro que ya sabéis el título, por si acaso, está al final de la entrada...

Sin más, os dejo con Cata:



 CATALINA BERENGUER Y SU DÍA DEL LIBRO

«Toqueteo con el dedo índice los lomos de los libros de la balda que se encuentra a la altura de mis ojos, leyendo cada título. Me los llevaría todos. Y me haría una casa con ellos. En la otra punta del pueblo. O en el centro. Según me dé.

De pronto, la puerta de la librería se abre y reconozco sus voces al instante: los Cabana. River, Marcos, Hugo, Adrián y Alex. Será una de sus quedadas de tíos. También me acuerdo de todos mis ancestros, qué detalle por su parte acompañarme en un día como hoy y traerme a mi futura exfamilia política. Aunque yo me pregunto: pero esta gente ¿por qué no está en el pub? Esta parte del pueblo es mía. Tengo que hacérselo saber.

Ellos parlotean sin descanso (los reconocería solo por sus frases, sin necesidad de escuchar su voz) y yo me muevo por la librería, seleccionando libros a mi paso sin que me vean. Cuando ya los tengo todos, me dirijo a la caja a pagar. Dejo el dinero sobre la mesa mientras la dependienta se ocupa de todo y me acerco a ellos, que aún no me han visto. Aún… Hasta que…

Bueno, bueno, bueno —digo en voz alta. Muy alta—, pero qué sorpresa teneros a vosotros por aquí, mis lugareños favoritos. ¿Ha cerrado Pedro el pub? No me contestéis. La verdad es que no me interesa. Pero mirad lo que os he comprado, para que veáis todo lo que os quiero.

Me acerco a la dependienta, que ya ha preparado mis libros, le doy las gracias y vuelvo a ellos.

—A ver qué tenemos por aquí… Tú a Boston y yo a California para los Marcalex. Os va al pelo. Lo compartís, ¿verdad? Es una adaptación de la película, ya sabéis que yo soy muy de películas. Que no peliculera, eso os lo dejo a vosotros, familia.

Marcos coge el libro y me mira con la ceja arqueada. Alex se lo quita de las manos y se miran el uno al otro. Yo sigo. Paso a Hugo.

Para mi Cabana favorito: Cómo entrenar a tu dragón. Ay, no, perdona. Este no es el tuyo, es el de Dy. Dile de mi parte que lo lea con muchísima atención y que ya me contará cómo le va con el escupe fuegos. Para ti, que te entiendes mejor con los animales que con las personas —carraspeo—: Dr. Dolittle.

Él me mira con su típica cara de mosqueo. Le guiño un ojo y paso al siguiente.

Para Adrián, el Diccionario de la Real Academia, para que veas la riqueza de nuestra lengua materna. Encontrarás cosas muy interesantes fuera del «ya ves» y el «chúpame un cojón». Suerte. En fin. Y ahora me voy.

Me dirijo hacia la salida, pero su voz me frena. Su voz siempre me frena.

River.

—¿Y para mí no hay libro?

Me giro y lo enfrento.

—Los papeles del divorcio están a punto de llegarme. Te mantendré informado.

Y ahora sí me voy. O lo intento. Porque él vuelve a frenarme. Me sujeta del brazo y me susurra al oído. Con suavidad. Con su tono más meloso. Como si… Como si estuviera a punto de… ¿De qué, Cata?

—Yo te mantendré informada de otras cosas. Feliz día del libro, Cata.

Y entonces es él quien me guiña un ojo. Dios, cómo lo odio. Salgo de la librería y echo un vistazo al libro que guardo en la bolsa. El que he sido incapaz de darle a él:

La última vez que vi llover.

Pero se lo daré. Pronto. Suspiro y me voy.

¿Cómo os quedáis? Vaya pedazo de escena!! Aúna dos de nuestras cosas favoritas, una librería y los Cabana! Cata viene dispuesta a seguir repartiendo caña, nos lo vamos a pasar genial con ella, ¿qué pensáis?

Muchas gracias, Susanna Herrero ;)